“Hemos descuidado y abandonado a los pequeños” la IMPACTANTE carta del Papa Francisco acerca de los abusos sexuales a menores ocurridos en Pensilvania…

 

Papa Francisco

  • “Hemos descuidado y abandonado a los pequeños”

Hola ¿cómo va tu vida? esperamos que excelente.

La iglesia católica por fin alzó la voz, a través de su mayor representante.

El Papa Francisco nos dió su respuesta acerca de los más de 300 sacerdotes acusados de abusos sexuales en contra de niños y jóvenes pertenecientes al estado de Pensilvania, se dice que en este lugar estarían presentes casi más de mil víctimas.

La carta del Pontífice comienza así:

“Si un miembro sufre, todos sufren con él (1 Co 12,26). Estas palabras de San Pablo resuenan con fuerza en mi corazón al constatar una vez más el sufrimiento vivido por muchos menores a causa de abusos sexuales, de poder y de conciencia cometidos por un notable número de clérigos y personas consagradas”.

Luego agrega que “mirando hacia el pasado nunca será suficiente lo que se haga para pedir perdón y buscar reparar el daño causado. Mirando hacia el futuro nunca será poco todo lo que se haga para generar una cultura capaz de evitar que estas situaciones no solo no se repitan, si no que no encuentren espacios para ser encubiertas y perpetuarse”.

El Papa Francisco también afirmó que “el dolor de las víctimas y sus familias es también nuestro dolor, por eso urge reafirmar una vez más nuestro compromiso para garantizar la protección de los menores y de los adultos en situación de vulnerabilidad”.

Papa Francisco

Acerca de los abusos ocurridos en Pensilvania, señaló que:

“con vergüenza y arrepentimiento, como comunidad eclesial, asumimos que no supimos estar donde teníamos que estar, que no actuamos a tiempo reconociendo la magnitud y la gravedad del daño que se estaba causando en tantas vidas. Hemos descuidado y abandonado a los pequeños”.

Al finalizar sus palabras nos asegura que “es imprescindible que como iglesia podamos reconocer y condenar con dolor y vergüenza las atrocidades cometidas por personas consagradas, clérigos e incluso por todos aquellos que tenían la misión de velar y cuidar a los más vulnerables. Pidamos perdón por los pecados propios y ajenos”.

Una carta llena de emociones y aparente sinceridad que nos expuso el Pontífice, luego de varios años de secretos desvelados acerca de las muchas atrocidades ocurridas dentro de la iglesia católica.

¿Y tú? ¿Qué opinas?

Hasta la próxima, un abrazo.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *